Spanish Catalan English French German Italian Russian
Domingo, 10 Noviembre 2013 18:11

AIGUAVIVA, ENCOMIENDA TEMPLARIA. GIRONA

Escrito por
Valora este artículo
(9 votos)

AIGUAVIVA, ENCOMIENDA TEMPLARIA GIRONA

  

Foto NMasot

         En la novela Las Puertas del Mal, Guillem de Montclar es enviado a la Encomienda de Aiguaviva para recuperarse de sus heridas y, no hay que olvidarlo, en castigo a su imprudencia. Visité ese lugar hace unos años para ampliar mi documentación con fotografías y he de decir que se mantiene casi intacto. Una hermosa masia con una diminuta iglesia pegada a sus muros. Está situada en una colina, a la derecha de la carretera que une Girona con Santa Coloma de Farners. En realidad, sufrió importantes reformas en los siglos XVI-XVII y, según la documentación, solo la puertaprincipal se mantiene de lo que fue su arquitectura principal. Encima de esa puerta hay un escudo esculpido en la piedra, dos cuarteles separados por un rosetón: el escudo de la orden, una casa señorial y a ambos lados una cruz. También hay una inscripción en caracteres góticos, difícil de leer dado su deterioro y posiblemente parte de una restauración del siglo XV: Aquesta: obra: feu: fer-lo… Ante la casa un gran patio y, a su lado, otro que separa el edificio principal de las construcciones destinadas a almacenes, granero y ganado. La capilla de Santa Magdalena, al norte del edificio, es una pequeña construcción formada por dos naves en forma de L. Curiosa estructura que más bien parece una restauración posterior. Está en un grave estado de deterioro, ya que su utilidad actual y posiblemente desde hace siglos es de almacén. Aún conserva la espadaña. Era una encomienda rural con posesiones cerca de Girona y también era de su propiedad la capilla de Santa María de Madrenys (de la que solo queda el campanario) en el cercano pueblo de Vilablareix. Poseía derechos sobre numerosas masias y campos; y tierras dispersas bajo su dominio en Caldes de Malavella, Llagostera y Palafrugell; además de poseer una casa en la ciudad de Girona. Frey Geraldo de Regás fue su comendador en 1305, unos años antes de la extinción de la orden. En esta ocasión, un señor muy amable me permitió fotografiar la casa y los alrededores sin ningún problema. Me comentó que aún se llamaba el Mas del Temple, y que era “per allò dels frares que hi vivien” Pensé entonces que la memoria perduraba todavía en el lugar; y que incluso era posible que mis frailes templarios estuvieran encantados con la noticia…

 

 Iglesia de Santa Magdalena. Foto NMasot

           Paseando por los alrededores me encontré con los restos de una vieja torre sepulcral romana, o mejor dicho con la parte inferior de un bloque de cemento romano, opus caementicium. Poco después, en los archivos, encontré constancia de dicha torre en una reseña de un libro de M. Planas y C.B. Gorbs, Els Templers a les comarques gironines. Según su información, pude comprobar que existía un monumento parecido en Vilablareix denominado Torre dels Moros. Suponen los autores, que dichos monumentos indican la existencia cercana de una villa romana aún no localizada. ¿Qué mejor lugar para reponerse de sus heridas podía encontrar Guillem de Montclar? Ante la casa y descendiendo por la colina se extienden campos de cultivo y árboles que se pierden en la lejanía. Eso sí, es aconsejable dirigir la mirada hacia el oeste para evitar el impacto de la autopista de Girona. Hay que tenerlo en cuenta, si es que deseáis captar a algún fantasma templario trabajando la tierra o recogiendo la cosecha. Un pequeño giro ante el patio de la casa y vista hacia el oeste…

  

 Puerta principal. Foto NMasot

Visto 21756 veces Modificado por última vez en Lunes, 11 Noviembre 2013 21:50

Comentarios

Estimada Sra. he obtenido en una libreria un ejemplar de "Las puertas de mal" de la editorial Roca, ...
Núria!, deixa de fumar.
Increíble, apasionante.... Acabo de terminar la tetralogia. He estado enganchado hasta acabarla. Fel...
Querida Nuria. He descubierto sus novelas este verano en la Bibliteca Pública de mi barrio. Las esto...