Spanish Catalan English French German Italian Russian
Martes, 12 Noviembre 2013 11:05

EL MASDÈU, LOS TEMPLARIOS PERDIDOS DEL ROSSELLÓ

Escrito por
Valora este artículo
(9 votos)

EL MASDÈU, LOS TEMPLARIOS PERDIDOS DEL ROSSELLÓ

 

Foto NMasot

        Hace ya varios años, emprendí la búsqueda de los templarios del Rosselló y sobre todo de su casa principal, la encomienda del Masdèu. Fue un peregrinaje que no dejó de asombrarme. De aquella inmensa casa-convento, solo quedan en pie las ruinas de su capilla y parte, muy poca, de una torre. Aunque encontrarlo no fue fácil. Actualmente, parte de la zona que ocupaba la encomienda está urbanizada y la capilla pertenece a una finca particular. Por mucho que llamé para pedir autorización para visitar la capilla, solo me contestaron los ladridos de unos perros invisibles. O no había nadie o ya estaban hartos de gente como yo, que también entra dentro de las posibilidades. Sin embargo, cuando se trata de encontrar el rastro de mis viejos amigos templarios, nunca hay que rendirse ante las dificultades: esa es una máxima que he aprendido con el tiempo. Rodeando la finca y en medio de un bosque que parecía abandonado, logré llegar hasta una alambrada que la protegía de visitas inesperadas. Y entonces, ante mis ojos, apareció la pequeña iglesia y el pozo, una visión del pasado que agradecía mis esfuerzos. Confieso que durante unos minutos, quedé tan emocionada que me paralicé ante aquella imagen. A pesar de hallarse en un estado lamentable, la capilla seguía siendo muy hermosa en su soledad, recogida y oculta entre la maleza. A mi alrededor, en aquel bosque que también parecía abandonado, se amontonaban viejas piedras medievales, como si aquella inmensa encomienda se hubiera fragmentado en pedazos que a nadie interesaban. Esa fue la imagen que quedó prendida en mi retina y que recuerdo con toda claridad, e incluso conservo en la memoria la emoción de aquel encuentro.

 

 

El pozo oculto entre la maleza (Foto NMasot)

        En 1138, el Temple ya estaba instalado en el Masdéu y su primer comendador documentado fue Arnau de Sant Ciprià (1145-1155) Fue el centro político y económico de los templarios del Rosselló. Actualmente, el Masdéu pertenece al municipio de Trullars. El Mansus Dei, existió hasta la segunda guerra mundial, aunque con importantes modificaciones en el siglo XIX. En 1945, en los últimos días de la guerra, un bombardeo lo destruyó casi por completo. Se trataba de una encomienda fortificada, un recinto amurallado cuadrangular y un poco irregular, que contenía los edificios conventuales: la iglesia, la casa-convento, caballerizas, almacenes y bodegas. Ante el pozo mostrado en la foto, existía un abrevadero y, en el centro del amplio patio de la encomienda, una torre prisión. Es curioso constatar que después del bombardeo de 1945, solo quedaron en pie los escasos restos medievales. Un foso recorría la muralla, foso que no existe en la actualidad, con un puente levadizo que permitía la entrada. Según Joan Fuguet Sans, en su esplendido libro L´arquitectura dels templers a Catalunya, la torre del NE es la que aún conserva más elementos medievales a pesar de su estado de ruina. Tenía dos pisos y terraza y formaba un conjunto con la casa-convento, era llamada la Torre de l´Infern. De la encomienda del Masdéu hay mucha documentación y os aconsejo la lectura del libro de Fuguet Sans, lleno de detalles de la arquitectura del lugar. Sin embargo, lo que más me impacto fue el lugar, aquella pequeña capilla rodeada de maleza, aparentemente abandonada a su suerte o quizás utilizada como granero como tantas otras. Aquel bosque con grandes losas cubiertas de hierba, olvidadas, piedras cortadas con mano diestra. Aunque como creo firmemente en la memoria de la piedra, es posible que el Maestro Serpentarius lograra hacerlas volar para retornar a su lugar de origen. Seria algo digno de verse…

 

 

Visto 23187 veces Modificado por última vez en Jueves, 14 Noviembre 2013 18:36

Comentarios

Estimada Sra. he obtenido en una libreria un ejemplar de "Las puertas de mal" de la editorial Roca, ...
Núria!, deixa de fumar.
Increíble, apasionante.... Acabo de terminar la tetralogia. He estado enganchado hasta acabarla. Fel...
Querida Nuria. He descubierto sus novelas este verano en la Bibliteca Pública de mi barrio. Las esto...